Eddie Miró disfruta junto a su esposa del concierto de El Gran Combo

El expresentador estuvo acompañado de su esposa, Ita Medina, quien se vio dar varios pasos de baile al ritmo de la música de la agrupación durante el concierto en el Coca-Cola Music Hall

La buena música, sobre todo la de salsa, provoca que el cuerpo se mueva al compás de este ritmo caribeño. Esto fue lo que le sucedió al ex presentador de televisión Eddie Miró quien no pudo contenerse y bailar durante el espectáculo que dio El Gran Combo de Puerto Rico el pasado sábado, 28 de agosto, el Coca-Cola Music Hall.

Miró, recordado por ser el anfitrión del programa “El Show del Mediodía” de Telemundo por casi cuatro décadas, disfrutó del concierto desde un asiento ubicado en la primera fila, donde compartió con su esposa Ita Media, excoreógrafa y bailarina.

En la cuenta de Instagram “Ruteando mi isla” publicaron un vídeo en el que se ve a Miró aplaudir y moverse en su asiento, mientras su esposa se mueve cadensiosamente al ritmo de la canción “Brujería”. En un momento dado, Miró no aguantó más y se levantó de su silla para acompañar a su esposa, quien lo tomó por las manos mientras bailaba. Al finalizar el intercambio, Medina le dio un tierno abrazo a la leyenda de la televisión puertorriqueña de 86 años.

De hecho, según reseñó El Nuevo Día, en un momento dado del concierto, Miró y su esposa fueron presentados por los integrantes de El Gran Combo, lo que causó una gran euforia entre el público. Rafael Ithier, director musical de la orquesta, presentó a Miró provocando una ovación de la audiencia y bromeó con la familia del animador, incluyendo a Luisito Vigoreaux.Recientemente, el artista compartió con el periódico Primera Hora durante una de las primeras sesiones de terapias en la Sociedad de Educación y Rehabilitación (SER) de Puerto Rico en busca de lograr una mayor independencia dentro de los retos físicos que le acarrea un reciente diagnóstico de un tipo de distrofia muscular conocido como Miopatía de Bethlem. Esta condición le está afectando, principalmente, el área del cuello, al punto de no poder sostenerlo erguido, con excepción de los momentos en que está sentado, que sí puede tener un mejor control del cuello y cabeza.

“Es un tipo de distrofia muscular, que se la descubrimos porque después de su operación de la espalda, pasó el tiempo y él estaba perfecto, pero de repente comenzó a tener problemas con el cuello que, primero estaba de lado, y se le fue cayendo la cabeza”, explicó a Primera Hora la mayor de las tres hijas del presentador, Dana Miró. “Lo llevamos a un grupo de neurólogos de Centro Médico, se hizo una biopsia y ellos lo refirieron a un genetista, el cual le hizo pruebas genéticas a él y a nosotras también. Ahí es que se diagnostica la condición, que es hereditaria y es distrofia, así que va a afectar eventualmente todos los músculos”.