El artista español se muestra intransigente frente al coronavirus y le pidió al periodista Jordi Évole quitarse la mascarilla

 

“Yo no hablo con gente con mascarilla”, la advertencia de Miguel Bosé a periodista

  •  El artista español se muestra intransigente frente al coronavirus y le pidió al periodista Jordi Évole quitarse la mascarilla

Intransigente y convencido de sus opiniones negacionistas, así se presentará Miguel Bosé en la primera entrevista que concede hace años a un medio de comunicación español y que se emitirá el próximo domingo, meses después de haberse retirado de la vida pública tras el revuelo generado por sus opiniones sobre el coronavirus.

“Miguel Bosé está en ese punto en el que te dice que lo que él piensa es la verdad y a mí este tipo de posicionamientos tan absolutos me inquietan siempre, vengan de donde vengan, porque la verdad es algo muy subjetivo”, avanzó a Efe este viernes el periodista Jordi Évole sobre el contenido de la charla que mantuvo con el artista en México, donde reside.

Miguel Bosé ha sido un activo negacionista del coronavirus. De hecho, al periodista español le exigió quitarse la mascarilla para la charla.

“Quítate esa máscara. ¡Pero ya!”, le expresa Bosé al periodista Jordi Évole. Luego remata: “Yo no hablo con gente con mascarilla”.

La entrevista se emitirá el próximo domingo 11 de abril en el canal español La Sexta.

El artista, de 65 años, lleva varios meses sin hacer declaraciones y alejado de las redes sociales desde agosto del año pasado, después de protagonizar una cadena de polémicas por sus cuestionables declaraciones sobre el coronavirus y su apoyo a las teorías conspiratorias en torno a la pandemia, “la gran mentira de los gobiernos”, palabras que levantaron polémica en una España confinada y con miles de muertos.

Durante la entrevista, a Miguel Bosé se le percibió intransigente y convencido de sus opiniones negacionistas.

El próximo domingo La Sexta emitirá la primera parte de la entrevista dentro del programa “Lo de Évole” y una semana después se emitirá la segunda parte de un encuentro que Bosé le concedió con el único requisito de que no censurara sus opiniones.

“Es una entrevista como las de antes, cuando el invitado no está pensando en que si dice algo lo van a criticar. No, Miguel iba con una libertad absoluta y diciendo lo que pensaba de todo lo que le preguntaba, ya fuese íntimo o de algo de actualidad, y eso se agradece mucho”, explicó Évole, quien se encontró “un Miguel muy tranquilo y relajado” que le contó “intimidades de su vida” que él no esperaba.