Empleada acusa director IAD de agresión sexual

Unidad de Violencia de Género prohibió al funcionario acercarse a la denunciante y advierte que en caso de violar esa disposición, ordenará su arresto y juicio

El director del Instituto Agrario Dominicano, Leonardo Antonio Faña Batista, fue acusado de agresión sexual por una funcionaria de esa dependencia oficial, mediante querella presentada ante el Departamento de Violencia de Género y Abusos Sexuales de la Fiscalía del Distrito Nacional.

De inmediato, el procurador fiscal Héctor Enrique Sánchez emitió una orden de protección provisional que obliga a Faña Batista a abstenerse de “molestar, intimidar o amenazar por cualquier medio” a la querellante María Isabel Flores Encarnación.

El texto de la denuncia, presentada ayer, indica que la denunciante se desempeñaba como encargada del Departamento Financiero del IAD.

 

La querellante afirmó que, tan pronto fue nombrada en el cargo, fue víctima de constantes y sucesivas llamadas telefónicas y mensajes de textos acosadores, por parte de Faña Batista, así como invitaciones a verse fuera del trabajo.

 

 

Los abogados de Flores Encarnación, Osiris Disla Inoa, César Alberto Thomas Castillo y Saúl Isaías Reyes, acusan a Faña Batista de violar los artículos 330 y 333 del Código Penal Dominicano.

 

 

Además, de violar la Ley 24-97 sobre Violencia de Género e Intrafamiliar y Agresión Sexual Agravada.(El Nacional)

 

La denuncia

Según el testimonio de Flores Encarnación, el lunes 4 de este mes de enero, a las 8:57 de la mañana, Faña Batista la recogió en las inmediaciones de la calle Gustavo Mejía, en el sector Las Praderas, en el Distrito Nacional.

Contó que el acusado le dijo que irían a la sede del IAD para coordinar el trabajo a favor de la institución. No obstante, éste se trasladó a la cabaña VIP, en las inmediaciones de las avenidas Luperón e Independencia, donde ella le dijo que bajaría del vehículo si persistía en hacer la reunión en ese lugar.

“Cuando la víctima ve esta acción le dice que se bajaría del vehículo si persistía en hacer la  reunión ahí, por lo que éste una vez dentro de las instalaciones de la cabaña, recorrió la misma y luego salió de ahí”, cita la acusación.

 

Posteriormente, Faña Batista le dice a Flores Encarnación que debe hacer la reunión en el restaurante Típico Bonao, en el kilómetro 90 de la autopista Duarte, “donde había mayor privacidad”.
La denunciante dijo que en ese lugar el funcionario le dio a beber un vino que tenía en su vehículo, el cual le provocó la pérdida del conocimiento y las fuerzas corporales.
Cuando regresaron a la ciudad de Santo Domingo, recuperó el conocimiento y se dio cuenta de que Faña Batista la estaba besando y manoseando por todas partes, según la denuncia.
Flores Encarnación dijo que Faña Batista le tocó “los senos y otros lugares íntimos”, por lo que salió corriendo despavorida, siendo las 4:35 de la tarde.
Posteriormente, señala, el funcionario le escribió un mensaje en el que le pide perdón y le dice que cuidado si mal interpreta lo que sucedió ese día.

 

 

Secuelas emocionales
La querellante contó en la Fiscalía que la agresión le dejó huellas y secuelas psicológicas y emocionales, porque se encuentra “con la mente y la razón inhibida” y lleva muchos días sin dormir.
Asimismo, que padece “grandes perturbaciones, sentimientos de culpa amarga, por acceder a reunirse para la supuesta coordinación del trabajo”.
Igualmente, que ha perdido el apetito y sin vida normal y común.
Flores Encarnación dice que su vida jamás será igual, después de la supuesta agresión del director del IAD y alto dirigente político.(El Nacional)