EN EL CLANDESTINAJE

0
61

Se han puesto de moda las llamadas “fiestas clandestinas”,en México, Colombia, Perú, y por supuesto República Dominicana, que no puede dejar de bailar en ninguna fiesta.

Aquí por ejemplo en las fiestas clandestinas, que se anuncian en las redes sociales, se le pide al interesado que si desea participar deposite el pago de admisión en una cuenta bancaria, y es entonces cuando le envían la ubicación de donde será “el clandestino party”, del cual no se sale, hasta las 6:00 de la mañana, cuando cesa el toque de queda.
Hay un relajito bien “heavy” con esas fiestas clandestinas, sobre todo con la participación de algunos urbanos.
Pero ocurre que también se están haciendo en Nueva York, con urbanos, salseros, merengueros, típicos y bachateros.
Averígüen a ver cuáles artistas están de gira por la La Gran Manzana en tiempos de encierro y pandemia.
Hay promotores promoviendo esas fiestas ilegales, y algunos artistas corriendo el riesgo de que les quiten la visa y los deporten.
Cierto es que “la necesidad tiene cara de hereje”, y hay gente que se la está jugando, pero…
Recuerden los problemas de Fefita, y la lucha que le dio volver a conseguir visa.