Así es Neverland, el rancho con parque de atracciones deMichael Jackson, que nadie quiere comprar

0
91
  El cantante Michael Jackson, quien falleció el 25 de junio de 2009, no solo era famoso por su forma de bailar y sus éxitos musicales, sino que también por sus gustos exóticos, los cuales se ven reflejados en sus automóviles y hasta en sus mansiones.
La propiedad más famosas del intérprete de ‘Thriller’ se situaba en Los Olivos, California, y era conocida como Neverland, nombre que recibió por la gran afición que tenía Jackson por Peter Pan, por lo que decidió adecuarla con diversos elementos alusivos al famoso personaje de Disney.
El rancho, que se situaba en un terreno con una extensión de 2 mil 718 acres, fue adquirido por el Rey del Pop, a finales de la década de los 80, al desarrollador inmobiliario William Bone.
Bone fue el encargado de construir la casa principal, de estilo Tudor, de más de 13 mil pies cuadrados de extensión, así como diversas propiedades adyacentes.
También enfocó sus esfuerzos en los exteriores, al ser él quien estuvo detrás del diseño de los espectaculares jardines, del lago de cuatro acres, de la cascada de cinco pies de altura y del puente de piedra, que tanto caracterizaban a Neverland.
Tras varios años de construir la casa de sus sueños, con todo lo que aprendió en la industria de la construcción, William Bone decidió venderla en 1988 a Michael Jackson.
En los años siguientes, el afamado intérprete le siguió haciendo algunas mejoras, siendo hasta 1990 que declaró Neverland formalmente inaugurado.
El rancho constaba de un parque de atracciones con carrusel, montaña rusa y ferrocarril, también tenía zoológico, sala de cine, piscina, cancha de tenis, granero, entre otras amenidades.
Estas atracciones no solo fueron instaladas para ser disfrutadas por él, sino que con frecuencia abría las puertas de su rancho a niños enfermos para que pudieran olvidarse por un instante de los momentos complicados por los que atravesaban.
La mansión era tan grande, que llegó hasta albergar bodas, tal y como sucedió en 1991, con la unión entre Elizabeth Taylor y Larry Fortensky.
Se estima que Michael Jackson pagó por Neverland entre $16 y $30 millones de dólares, mientras que su valor actual ha sido variable.
En 2015, salió a la venta en cerca de $100 millones de dólares; en 2017, se intentó volverla a vender en $67 millones de dólares; mientras que en 2019 su valor ya era de $30 millones de dólares, pero los compradores han brillado por su ausencia.
En la actualidad, la mansión es conocida como Sycamore Valley Ranch, pues se busca que los posibles compradores no la relacionen con la casa en la que el fallecido artista habría cometido diversos abusos sexuales, siendo esa la razón por la que habría perdido la casa, aunque también se especula que fue debido a sus grandes deudas económicas.