Frank Reyes. Dice “He sabido invertir bien mi dinero y el día que desee puedo retirarme a descan­sar”.

A diferencia de otros artistas, Frank Reyes no tiene pla­neado morir en el escenario. Aunque su pasión es la música y el gé­nero de la bachata corre por sus venas como la misma sangre, el artista dominica­no tiene planes para su fu­turo y no incluye la música.

Con 29 años de carrera “El Príncipe de la Bachata” ha sabido invertir sus millo­nes en dos industrias: la del alcohol (Ron Isla) y la cons­trucción (JF Construccio­nes), empresas de las que ya puede vivir como un ver­dadero príncipe.

“Amo la música y agra­dezco a Dios que me dio el talento, a mi público y a to­dos los medios por el apoyo que me han brindado, que han hecho suyas mis can­ciones y que hicieron de mi carrera un verdadero éxi­to”, afirma

Luego confiesa: “Aunque la música me lo ha dado to­do, también me ha robado mucho tiempo, tiempo que he perdido de mi familia, y ahora que puedo económi­camente me gustaría disfru­tar más de mi familia y de los míos”.

Contrario a otros cole­gas, no se desubicó en la vi­da: “He sabido invertir bien mi dinero y el día que desee puedo retirarme a descan­sar”.

Conciertos
El artista, que ha marca­do hitos dentro del géne­ro de la bachata, en cuanto a presentarse en escenarios como Teatro La Fiesta del hotel Jaragua (2002) y el Anfiteatro de Altos de Cha­vón (2006), tiene como un sueño hacer un concierto en el Estadio Olímpico Félix Sánchez.

Antes, Frank se ha suma­do a llevar alegría a sus se­guidores y este jueves 26 y el sábado 28 la presenta­ción de su concierto strea­ming desde el anfiteatro Acora Cap Cana, “Frank Re­yes en concierto para todo el mundo”, en una produc­ción de Víctor Dumé.

“El jueves 26 nos hemos concentrado en el mercado de Estados Unidos como ce­lebración el Día de Acción de Gracias, a las 9:30 de la noche para República Do­minicana y América Latina y el Este de Estados Unidos y 6:00 de la tarde para Esta­dos Unidos Pacífico.