Hambre en Haití

“El pueblo pasa  hambre porque sus superiores consumen en exceso sobre lo que recaudan”. (LAO TSÉ).

La mitad de la población de Haití, el país más pobre de América Latina y el Caribe pasa “hambre pura”, una situación con una “pésima expectativa” de mejorar a mediano y largo plazo,        describe en un reportaje la agencia española de prensa EFE, el cual sustenta un informe del coordinador subregional para Mesoamérica y representante de la Organización de Las Nacionales Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Adoniram Sanches.

 Sanches, en una entrevista ofrecida a Efe afirmó lo siguiente: “Haití siempre ha estado entre el 40 % y 50 % (de hambre), ha habido una ligera reducción en los últimos años, pero ahora llegó casi” a la mitad de la población”.

Según cifras aportadas por el especialista,  el 48 % de la población en Haití un país con alrededor de 11 mi-llones de habitantes, “pasa hambre pura, esto es una inseguridad alimentaria grave”, derivada de “fenómenos climáticos y sociales”.

“Haití arrastra una fuerte crisis política y social desde 2018, que se agravó tras el asesinato por un comando del presidente Jovanel Moise la semana pasada, así como otra de seguridad, con luchas territoriales entre bandas armadas en los barrios más pobres de Puerto Príncipe, la capital”, relata la citada agencia de prensa.

A juicio de Sanches, Haití es “una tormenta perfecta”, pues está “muy golpeado por el cambio climático”, arrastra “desde los últimos 20 años de inestabilidad política”, y ahora sufre la pandemia de la covid-19, lo que desemboca en que “la mitad de la población está pasando hambre”.

“Haití desde los años 30 y 40 producía arroz, pero entró en un circuito de inestabilidad política e institucional”, agregó.

El alto funcionario de la ONU destacó que en el contexto actual haitiano “hay una pésima expectativa para lo que viene para 2021 y 2022, porque se instaló el conflicto social”.

Haití, la primera colonia de Latinoamérica y el Caribe en independizarse (1804) después que Francia le exigió una deuda desorbitada para reconocer al nuevo país y que tardó más de un siglo en pagar, “debe buscar en los próximos cuatro o cinco años la paz”, comentó.

Para el país caribeño, que atraviesa su peor crisis humanitaria según alertó Unicef, la cooperación internacional y la ayuda humanitaria son fundamentales para lograr una estabilidad, sostuvo Sanches.

Esa dramática realidad, apreciamos nosotros, debe sensibilizar a la comunidad internacional y generar conciencia para emprenden un programa humanitario de urgencia a favor de los haitianos, porque la inanición causa estragos en la nación más pobre del hemisferio.

Millones de personas que viven en condiciones inhumanas, deben estimular a una solidaridad efectiva y de ese modo evitar que muera gente por la desnutrición, com0 c0nsecuencia de la crisis de alimentos.

¿Cuándo aplicarán políticas de emergencias para que en Haití se supera la pro-blemática socioeconómico? Ojalá que sea rápido, porque muchos haitianos perecen por los efectos del hambre.