Imponen dos años de encierro domiciliario a Manny Manuel en Puerto Rico

Dice le sacará provecho al encierro

Disfrutar a su madre Lucy Santiago, ejercitarse y hasta estudiar en línea son las ventajas que Manny Manuel ve de los 24 meses que deberá permanecer encerrado en la casa de su hermana Marilyn Hernández, en Villalba.

Esto como parte del programa que se le impus, tras haberse declarado culpable por conducir en estado de embriaguez e impactar un poste del tendido eléctrico, en diciembre de 2020, cuando chocó dos veces el mismo día.

El artista debe permanecer en la casa las 24 horas del día, los siete días de la semana por dos años. Además, no puede manejar un vehículo por ese tiempo, mientras termina el tratamiento.

“Es una probatoria donde me están vigilando, puede llegar un guardia esporádicamente a ver si estoy donde tengo que estar. Tengo que estar 24/7 en casa, que me parece estupendo porque me voy a disfrutar a mami”, dijo Manny en el programa La Comay, por TeleOnce, mientras se dirigía a Villalba junto a su hermana y madre.

El Rey de corazones aceptó el riguroso tratamiento por su bienestar.

“Es un régimen bastante fuerte, para mi persona el monitoreo es necesario. Lo recibo con mucha tranquilidad porque sé que me va a ayudar a mantenerme sobrio, a limpiar el cuerpo”, reconoció.

Su hermana es su tutora y solo podrá salir del hogar a trabajar o a alguna cita médica. Además, si desea puede estudiar online. Pero siempre manteniendo comunicación con la persona encargada de su caso.

El permiso para trabajar no será inmediato, sino que se le permitiría según sea su comportamiento.

“Ellos hacen pruebas de alcohol y drogas. Es como tener un grillete, pero no lo tengo. Los jueces se han portado como deben, me han hablado crudamente con la verdad porque lo que quieren es mi bienestar”, indicó.

El intérprete podrá recibir visitas de amistades y familiares.

“No me prohíben visitas, pero no puedo estar cerca del alcohol. (Si salgo a una cita) no puedo comprar un refresco donde vendan alcohol”, dijo.

Entre tanto, su progenitora comentó sentirse con todo este asunto “feliz, una madre feliz porque tiene a su hijo en su casa”. En cuanto al procedimiento legal afirmó estar “agradecida con la gente que lo está ayudando; como madre sufro sus caídas”.(El Vocero)