Kim Kardashian y Kanye West desembarcan en Miami tras vacaciones en Dominicana

0
55
Kim Kardashian, Kanye West y sus cuatro hijos, desembarcaron en Miami tras pasar una semana de vacaciones en la República Dominicana, a donde viajaron en un intento de salvar su matrimonio.
Se dice que la pareja con problemas está ‘mucho más feliz’ después de tomarse un tiempo y hay esperanzas de que esto haya contribuido a salvar su matrimonio.
La estrella de Keeping Up With The Kardashians, de 39 años, había encontrado “difícil pensar con claridad” después de unas semanas turbulentas, en las que Kanye la atacó a través de desafortunados mensajes en Twitter.
La estrella de reality también estaba claramente molesta durante una tensa reunión con su esposo rapero de 43 años en Wyoming, donde Kanye se estaba refugiando en su rancho.
La atmósfera parecía muy diferente ahora que ha tenido un tiempo privado junto con Kanye, incluso publicando un video de él bailando con su hija y claramente disfrutando de la vida más de lo que aparentemente han estado en las últimas semanas.
Una fuente le dijo a PEOPLE: “Tuvieron una buena semana familiar en la República Dominicana. Continuarán las vacaciones familiares en Colorado.
“Kim y Kanye se llevan bien. Ambos parecen mucho más felices”.
Un informante ha dicho anteriormente que este tiempo de vacaciones se estaba utilizando para “concentrarse en su matrimonio”.
“Decidieron viajar juntos para poder estar lejos en privado. Entre los niños, el trabajo y lidiar con los episodios bipolares de Kanye, le ha sido difícil pensar con claridad”.
Ha sido un gran cambio desde los últimos tiempos en los que Kanye ha acusado a Kim de querer interrumpir su primer embarazo y de serle infiel con su compañero rapero Meek Mill, cuando lo conoció para hablar sobre la reforma de la justicia penal.
Kanye emitió una disculpa pública después y tuiteó: “Me gustaría disculparme con mi esposa Kim por hacer público algo que era un asunto privado”.
“No la protegí como ella me protegió a mí. A Kim quiero decirle que sé que te lastimé. Por favor, perdóname, gracias por estar siempre ahí para mí”.