Con una fuerte nevada, se le adelantó el invierno a Toronto y sus alrededores


Desde hace 70 años no se registraba tanta caída de nieve para esta época

Saquen las botas, las chaquetas gruesas, las bufandas y preparen sus automóviles, porque el clima está cambiando más rápido de lo esperado, y según los meteorólogos a Canadá le espera un fuerte invierno por delante, y la mejor muestra de ello es la inusual nevada que desde el domingo empezó a caer en gran parte de Ontario, dejando a Toronto con un clima invernal muy regular para enero o febrero, pero que no para esta época. Según Environment Canada desde hace 70 años no se registraba la caída de tanta nieve en los primeros días de noviembre.

TORONTO.- Los residentes de Toronto y en general todos los canadienses están acostumbrados a el extremo frio, a las tormentas de nieve y hielo, y a las bajas temperatura, pero no para esta época del año cuando por lo general en Ontario solo caen unos copitos de nieve, que desaparecen inmediatamente, pero desde el domingo el clima dio un giro y marcó, según expertos, lo que será la temporada invernal de este año.

De acuerdo a Environment Canada, expertos en el clima, desde hace 70 años Toronto y sus alrededores no recibían tanta nieve en esta época del año. La última vez que ocurrió fue el 6 de noviembre de 1951, dijo el climatólogo, Dave Phillips.

Con una fuerte nevada, se le adelantó el invierno a Toronto y sus alrededores

El lunes y el marte la ciudad amaneció cubierta de nieve, como si estuviéramos a finales de  diciembre, enero o febrero, cuando las nevadas son más fuerza. Pese a ello la situación está controlada porque menos mal gran parte de los empleados del Gobierno encargados de la limpieza de la ciudad ya estaban contratados y preparados para enfrentar una nevada de estas proporciones, porque los especialistas ya habían anunciado que una tormenta de nieve se aproximaba.

La nevada generó algunos problemas en el servicio de transporte publico y aéreo, la TTC tuvo que mantener en alerta a sus trabajadores, a la espera de alteraciones por el clima, pero solo a las 7 de la noche del lunes, se tuvo que suspender la línea de Yonge-Universidad, por algunos inconvenientes con la caída de nieve.

En el aeropuerto Pearson, las aerolíneas hicieron un llamado a los viajeros a confirmar sus vuelos antes de salir de casa, porque la caída de nieve estaba obligando a cancelar vuelos, y retrasó la llegad y salida de aviones.  Según su sitio web, más del 17.7 del tráfico aéreo se vio afectado.

El lunes la ciudad quedó bajo 13 centímetros de nieve, pero el martes se esperaba mucho más, y ya un manto blanco se extiende por todo el GTA. Aunque para los residentes en Toronto, la caída de nieve hace parte de la llega de la temporada, lo expertos aseguran que no es muy usual una gran tormenta para noviembre. Por lo general solo son lluvias, la denominada nieve húmeda, que cae y se derrite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *