Times Square,

En el 2016, y luego de una larga lista de quejas y reclamos de actos de acoso y hasta exigencias de altos montos de dinero por parte de algunos de los muñecos que se ganan la vida por Times Square, en pleno corazón de Manhattan, el Concejo Municipal creó un paquete de leyes, que buscaba regularizar su trabajo y que los mandó a estar solo en zonas designadas.

Y aunque los trabajadores disfrazados que a diario laboran en Times Square, mayormente inmigrantes, aseguran que las quejas de acoso disminuyeron y que la mayoría está respetando a los turistas, el Concejo Municipal está promoviendo un proyecto de ley que impondría más restricciones a su labor y que los arrinconaría.

Bajo la premisa de preparar todo el terreno para que el futuro auge del turismo, que estuvo fuertemente golpeado por la pandemia del COVID-19, no padezca actos de acosos por parte de los muñecos, el concejal Keith Powers está defendiendo a capa y espada el proyecto de ley ‘Theater District Safety Zone’, que representa una amenaza para decenas de trabajadores de la populosa área en Manhattan.

Así lo ve Antonio Vélez, vestido de Batman, quien lleva 14 años ganándose la vida gracias a las propinas que le dejan quienes se toman foto a su lado. El ecuatoriano se mostró sorprendido por la movida del Concejo Municipal, justo cuando su bolsillo y el de muchos colegas que se mueven en Times Square sigue sufriendo los dolores que trajo el COVID-19 especialmente entre familias de indocumentados.

“Esto es lo peor que podrían hacernos. Querernos sacar de aquí en este preciso momento, sería matarnos como está haciendo en Colombia el presidente. No es justo que cuando apenas nos estamos empezando a levantar nos quieran sacar de una zona de la que hemos hecho parte por años”, comentó Batman.

El trabajador reconoció que no ha seguido a rajatabla la norma de quedarse en las zonas designadas solamente, porque no quiere generar aglomeraciones allí e invitó a las autoridades a que retome, con comunicación directa con ellos, la ubicación en las zonas pautadas, pero que no los saquen. “Si quieren que nos vuelvan a poner en esas zonas, como pasaba antes de la pandemia, que los que no acataban las cosas los multaban. Eso es mejor en vez de dejarnos en el aire”.

‘Muñequitos’ quieren reunión con el Concejo

Laura Vanegas, quien se disfraza de Cookie Monster, también hizo el mismo pedido y además solicitó que antes de decidir medidas que “juegan con el pan de gente pobre y sin papeles”, el Concejo Municipal debería programar un encuentro con los Muñequitos, para poder llegar a decisiones mutuas.

“La mayoría de los muñequitos que trabajamos aquí son indocumentados. No recibimos ninguna ayuda en la pandemia y si ahora nos sacan, ¿en qué vamos a trabajar?, sí hasta en una factoría piden papeles. Están tratandónos como si no valiéramos”, dijo la ecuatoriana, advirtiendo que después de las leyes de 2016, la mayoría de trabajadores allí siguen las leyes.

“Nosotros somos gente honesta que se gana la vida bien y cuando nos tomamos fotos con la gente esperamos recibr sus propinas, pero no los obligamos a que nos den algo fijo”, comentó la mujer, agregando que la situación está tan difícil para ellos, que hay días en que se van a casa solo con $60.

Jaime, quien personifica a El Pinguino, se mostró asombrado al escuchar sobre el proyecto de ley, y no solo dijo que siendo ellos los directamente afectados nadie les ha informado de las intenciones del Concejo Municipal, sino que se mostró angustiado que poder pasar a engrosar las listas de desempleados.


“Creo que ellos deben informar sobre sus planes y escucharnos y decirnos qué van a hacer con nosotros, porque si nos sacan así nomás, vamos a quedar sin nada”, dijo el trabajador.

Otro trabajador, vestido de Elmo, hizo un llamado al Concejo Municipal para que ponga freno a su proyecto de ley y dijo que lo que debe hacerse es multar a quienes abusen y acosen a los turistas, pero no castigar a todos, como si fueran desechables.

“Nosotros también somos gente, tenemos familias que alimentar y podemos ser esa cara amable para muchos que van a empezar a venr a Nueva York otra vez. Por eso le pido a la Ciudad que nos unamos en un mismo equipo y trabajemos juntos para hacer cumplir las reglas pero respetando nuestro derecho al trabajo y nuestro derecho a seguir siendo parte del paisaje de Times Square”, agregó el muñeco.

Vacíos que dejaron las leyes del 2016

El proyecto de ley, que tuvo este miércoles una audiencia en el seno del Concejo Municipal, y que además es respaldado por el presidente de ese órgano, Corey Johnson, quien aspira a ser Contralor Municipal, defiende su avance manifestando que busca cerrar los vacíos que dejaron las leyes del 2016.

Con el apoyo de líderes empresariales de Nueva York, la iniciativa evitaría que los trabajadores disfrazados se muevan en el Distrito de los Teatros de Manhattan, que bordean Times Square.

El concejal Keith Powers, demócrata por Manhattan, insiste en que la ley actual tiene lagunas que deben ser cerradas como parte de la reactivación del turismo de la ciudad y con su proyecto de ley se crearía una zona de seguridad para peatones, donde el Departamento de Transporte deberá establecer zonas de flujo de transeúntes y ajustar las zonas existentes.

El Comité de la División de Infraestructura del Concejo explicó que la ley garantizará que los peatones tengan espacio para moverse de manera segura a lo largo de las aceras.

“Las personas involucradas en ciertas actividades designadas, incluidas, entre otras, actividades comerciales, entretenimiento, representaciones o la toma de fotografías, serían decididas a participar en dichas actividades durante todo el tiempo que dichas personas interactúen con el público”, agregaron. “El DOT puede establecer reglas para abordar las preocupaciones de seguridad pública en la zona de seguridad del Distrito de Teatros. Además, el proyecto de ley crearía un grupo de trabajo interinstitucional que garantizaría la comunicación y coordinación sobre asuntos relacionados con las actividades designadas en la zona de seguridad del Distrito de Teatros”.

Este grupo de trabajo interinstitucional se reuniría cada trimestre, desarrollaría y distribuiría materiales educativos sobre las actividades designadas y celebraría reuniones bianuales abiertas a las personas que participaran en las actividades designadas.

El concejal Ydanis Rodríguez, presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, respondió a las preocupaciones que el proyecto ha generado entre los muñecos de Times Square que temen ser eliminados del mapa, dependiendo las decisiones que se adopten tras la ley, y tras pedir que se incluyan en las conversaciones, aseguró que solo apoyará cambios, cuando se garantice que ninguno de los trabajadores de la plaza quedará sin empleo.

“La mayoría de ellos son personas trabajadoras. Cualquier cambio que se haga debe ser en consulta con ellos y creándose oportunidades de darles las opciones de reubicarlos en trabajos estables bien pagados“, dijo el político de Manhattan.

El presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, no se refirió a las inquietudes de los muñecos ante su futuro, y un portavoz de su oficina se limitó a decir que los legisladores tuvieron una audiencia sobre el proyecto de ley el miércoles, y “ahora se está revisando el testimonio y los comentarios proporcionados en la audiencia”.