Por qué Nueva Zelanda tiene fama de ser un país tan progresista

0
13

«Buenas noches, pensé en conectarme y saludar a todos mientras nos preparamos para resguardarnos por unas pocas semanas», dijo la mujer neozelandesa en una transmisión de Facebook Live, en momentos en que el país se preparaba para una cuarentena de un mes por la covid-19.

Enseñó su sudadera sucia y dijo: «Puede ser bastante complicado poner a dormir a un niño pequeño».

No fue la única neozelandesa en hablar con su familia esa noche. Pero esa mujer era Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda, quien había decidido -basándose en recomendaciones de expertos- empezar «temprano y con firmeza» en la lucha contra la pandemia.

Ordenó una de las prohibiciones más anticipadas y estrictas a los viajes internacionales e internos, y cerró el país por cerca de un mes desde la medianoche del 25 de marzo.

En tres años, esta mujer de 39 años ha pasado de ser una jugadora menor en el opositor Partido Laborista a una figura global en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time.